Sor Angela

APOYO A LA CANDIDATURA DE SOR ANGELA AL PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LA CONCORDIA

COMPARTE en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Quién es Sor Angela?

La primera vez que oí hablar de ella, fue en la voz de la presidenta y colaborada del Pájaro Azul. Cuando me detallaba de todas las andaduras, que desde hace 32 años, esta mujer religiosa asturiana, había desarrollado en Kinshasa, dedicándose a la atención y tratamiento médico de los enfermos mentales en una megalópolis de 13 millones de habitantes, que conviven con la pobreza y la violencia, y donde existe una elevada tasa de enfermos mentales, que debido a falsas creencias, hacen que tengan peores condiciones de vida. Todo ello en la República Democrática del Congo.
Inmaculada Gonzalez-Carbajal me relataba, como contribuyo sor Angela a la creación del centro de Salud Mental TELEMA, o como era responsable de un taller ocupacional en régimen semipresencial, que buscaba la reinserción de los pacientes en su medio familiar, social y profesional, o esos fondos que reunió para abrir una pequeña Casa de Acogida (“Bethanie”).

Cuando hablaba con ella, se le notaba la emoción y la tristeza de no estar allí en Kinshasa, y sobre todo el orgullo, con el que hablaba de Sor Angela.

Tiene ya varios reconocimientos:

2012 Premio “Femme de Compassion”

2014 La ONG Elongo Elonga la homenajeó “por su destacada contribución al desarrollo de la RDC y al despertar de la conciencia, e mancipación y la autonomía de la mujer y de las Jóvenes”.

2018 Recibió el premio “Angel de la Santé”  de la Universidad de Kinshana por su labor sanitaria.

Yo os invito a que leáis mas de esta mujer religiosa, en la web elpajaroazul.org

Y que os suméis junto a ondapro.es

a la propuesta de que se conceda a Sor Angela Vicenta Gutiérrez Bada, el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

APOYO A LA CANDIDATURA DE SOR ANGELA AL PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LA CONCORDIA

Palabras de Sor Angela:

“Mi mayor alegría es ver crecer el centro y contribuir a devolver la dignidad humana a las personas rechazadas por la sociedad. A pesar de todas las dificultades (falta de recursos, errónea concepción cultural de la enfermedad mental, carencia de estructuras y personal cualificado, escasez de fármacos…), tratamos de satisfacer las necesidades de una población con muchas carencias y un alto nivel de pobreza.”


“Por todo ello apoyamos la propuesta de que se conceda a Sor Ángela Vicenta Gutiérrez Bada el Premio Princesa de Asturias de la Concordia por su generosidad y entrega incondicional a una población abandonada hasta por sus familiares directos, sin el más elemental apoyo humano y que, en la mayoría de los casos, no habría podido sobrevivir sin la existencia del centro Telema. Su trabajo prueba que es posible cambiar la actitud de los responsables políticos y sanitarios, y de la sociedad ante los trastornos mentales, eliminar la estigmatización y discriminación de estas personas y lograr su reinserción socio laboral.”